Comparte con tus amigos










Enviar

Con la sanción del presidente Juan Manuel Santos con respecto a la Ley 1822 del 4 de enero de 2017, el permiso remunerado de las madres trabajadoras aumentó 4 semanas, con el fin de promover la adecuada atención y cuidado de la primera infancia. De acuerdo con la nueva ley, que modifica el artículo 236 del Código Sustantivo del Trabajo, toda mujer empleada en estado de embarazo tiene derecho a una licencia de 18 semanas,  las cuales deberán ser contadas a partir del día del parto o del tiempo que concierte el médico que sea necesario ausentarse de su trabajo.

Para garantizar este derecho, dicha ley junto con el artículo 166 de la Ley 100 de 1993 establecen:

ARTÍCULO 236. Código Sustantivo del Trabajo. Permitirá a las madres estar al cuidado de sus bebés durante los primeros cuatro meses y medio de vida, fundamentales porque garantizará, entre otras, la lactancia materna exclusiva. A la madre se le deberá pagar el salario que devengue al momento de iniciar la licencia. En caso de que la madre trabaje a destajo o por tarea, se tomará en cuenta el salario promedio devengado por la trabajadora en el último año de servicio.

ARTICULO 166. Atención Materna Infantil. El Plan Obligatorio de Salud para las mujeres en estado de embarazo cubrirá los servicios de salud en el control prenatal, la atención del parto, el control del posparto y la atención de las afecciones relacionadas directamente con la lactancia.
Por su parte si la madre hace parte del régimen subsidiado, tendrá derecho en los términos del
mismo artículo a un subsidio alimentario durante el primer año del menor. A su vez si hace parte de una EPS (Régimen contributivo) o SISBEN (régimen subsidiado) tiene derecho al pago, de parte de la EPS, del 100% del salario base de cotización en la licencia de maternidad.  Si la EPS no responde frente a la licencia de maternidad, la empleada de igual forma, tiene derecho a descansar las 18 semanas respaldadas por la Ley, y teniendo en cuenta que esta licencia no liquida el contrato de trabajo, es obligación de la empresa responder con la remuneración respectiva a la empleada.

Sin embargo, para poder exigir estos beneficios que la Ley respalda, también se deben efectuar unos requisitos específicos. A la fecha, con la expedición del Decreto 2353 de 201512 del 3 de diciembre de 2015, los requisitos para acceder a la licencia de maternidad, se encuentran establecidos en su artículo 78, que señala:

 “Licencia de maternidad. Para el reconocimiento y pago de la prestación de la licencia de maternidad conforme a las disposiciones laborales vigentes, se requerirá que la afiliada cotizante hubiere efectuado aportes durante los meses que correspondan al período de gestación.

 Cuando por inicio de la vinculación laboral en el caso de las trabajadoras dependientes y en el caso de las trabajadoras independientes se hubiere cotizado por un período inferior al de la gestación se reconocerá y pagará proporcionalmente como valor de la licencia maternidad un monto equivalente al número de días cotizados frente al período real de gestación.

En los casos en que durante el período de gestación de la afiliada, el empleador o la cotizante independiente no haya realizado el pago oportuno de las cotizaciones, habrá lugar al reconocimiento de la licencia maternidad siempre y cuando, a la fecha del parto se haya pagado la totalidad de las cotizaciones adeudadas con los respectivos intereses de mora por el período de gestación.

En el caso del trabajador independiente las variaciones en el Ingreso Base Cotización que excedan de cuarenta por ciento (40%) respecto del promedio de los doce (12) meses inmediatamente anteriores, no serán tomadas en consideración, en la parte que excedan de dicho porcentaje, parara efectos de liquidación de la licencia de maternidad o paternidad.

El empleador o trabajador independiente, deberá efectuar el cobro de esta prestación económica ante la EPS o EOC.

En el caso del trabajador dependiente, cuando la variación del IBC exceda el cuarenta por ciento (40%) respecto del promedio de los doce (12) meses inmediatamente anteriores se dará traslado a la Unidad Administrativa Especial de Gestión Pensional y Contribuciones Parafiscales de la Protección Social – UGPP y demás autoridades competentes para que adelanten las acciones administrativas o penales a que hubiere lugar. (…)”

 

Conforme con lo reseñado, la Entidad Promotora de Salud – EPS asumirá el pago de la licencia de maternidad, siempre y cuando:

  1. a) La madre cotizante haya efectuado sus aportes al Sistema General de Seguridad Social en Salud durante todo el período de gestación.
  2. b) En el evento de no haberse cotizado durante todo el período de gestación, la EPS reconocerá la licencia de maternidad, en forma proporcional.
  3. c) Cuando se presente mora en el pago de los aportes, la EPS reconocerá la licencia de maternidad, cuando se hubieren cancelado además de ellos, los intereses moratorios correspondientes.

 

Cabe añadir que la mujer en embarazo además, adquiere derecho a un cambio de actividades laborales si el trabajo a desempeñar agrede el bienestar de la madre. El fundamento del cambio de actividades se basa en la ejecución de buena fe del contrato de trabajo (Artículo 55 CST). Conjuntamente, no se puede despedir a la trabajadora en estado de embarazo sin una justa causa.

La Ley 1822 del 4 de enero del 2017, busca proteger a las madres y a los niños en la edad más crucial de la primera infancia. Para conocer la Ley 1822 completa, descarga en el siguiente enlace:

 

Comparte con tus amigos










Enviar