Comparte con tus amigos










Enviar

El riesgo tradicionalmente ha sido percibido como algo a ser minimizado o evitado, gastándose esfuerzo importante en la protección del valor. Sin embargo, este también puede ser considerado como un creador de valor y, enfocado de la manera correcta, puede jugar un rol único en orientar el desempeño del negocio.

El riesgo estratégico se define como el impacto actual y futuro en los ingresos y el capital que podría surgir de las decisiones adversas de negocios, la aplicación indebida de las decisiones, o la falta de capacidad de respuesta a los cambios de la industria.

Entendemos por riesgos estratégicos tanto los provenientes del no logro de los objetivos del plan estratégico como los que surgen del mapa estratégico en el caso de las organizaciones que tienen un balanced scorecard.

La habilidad para identificar y evaluar el riesgo estratégico indica una alta competencia y responsabilidad de los miembros de una alta dirección. Lo mismo ocurre con la habilidad para asegurarse de que, mes a mes, se mida y se controle cada uno de los riesgos al tiempo que se van mitigando y/o eliminando.

La mayoría de las empresas se limita el análisis de riesgo solo a los operativos, laborales y financieros, no se evalúa la posibilidad de ocurrencia de algún riesgo estratégico. Por lo tanto, no se realiza ningún modelo de gestión o prevención de riesgos ni existe una selección de indicadores de desempeño para identificar, medir, gestionar y comunicar los riesgos estratégicos.

El riesgo estratégico es un elemento inevitable al momento de competir en el mercado. Si una organización no analiza el riesgo estratégico, no anticipa una comunicación real a todos los involucrados, ni previene decisiones en materia de inversiones u operaciones que pudieran mitigar o eliminar la posibilidad de ese riesgo.

Existe el riesgo estratégico fatal y muchas empresas solo lo descubren y conocen cuando ocurre, dado que no lo previenen.

  1. Riesgo de no alcanzar los objetivos estratégicos
  2. Riesgo de un acontecimiento externo incontrolable
  3. Riesgo producido por un empleado o gerente, sea por acciones no deseadas o no autorizadas
Comparte con tus amigos










Enviar