Comparte con tus amigos










Enviar

Las disposiciones vigentes de salud ocupacional relacionadas con la prevención de los accidentes de trabajo, riesgos laborales y el mejoramiento de las condiciones de trabajo hacen parte integrante del Sistema General de Riesgos Laborales.

El Sistema General de Riesgos Laborales es el conjunto de entidades públicas y privadas, normas y procedimientos, destinados a prevenir, proteger y atender a los trabajadores de los efectos de las enfermedades y los accidentes que pueden ocurrirles con ocasión o como consecuencia del trabajo que desarrollan.

Teniendo claro esto, a continuación veremos 6 beneficios que la prevención de riesgos laborales aporta a su empresa.

Mejora la salud de los empleados

No hay nada más importante que la salud, y eso es algo que nos queda grabado en cada una de las ocasiones en las que estamos enfermos o convalecientes por algún accidente. Reducir el riesgo de accidentes o enfermedades en el lugar de trabajo, o en los desplazamientos hacia y desde él, es en sí mismo un beneficio muy importante.

Reducción de los costes para la empresa y la administración

Si un trabajador sufre una baja a causa de un accidente o una enfermedad, la empresa se ve perjudicada a nivel económico, ya que aunque hay una compensación económica parcial por parte de la administración, ésta no compensa los problemas derivados de no tener al trabajador disponible y tener que gestionar este problema. Por otro lado, la administración incurre en un gasto en el pago a la empresa, además de los costes sanitarios de la sanidad pública que sean necesarios para el tratamiento del trabajador.

Mejora de la relación empresa-trabajador

Es evidente que será mucho más agradable trabajar en una empresa que se preocupa, toma medidas e invierte en mejorar nuestra seguridad y bienestar. Ello ayuda a reforzar los lazos de unión entre ambas partes, generando una mayor motivación y complicidad, y facilitando la retención del talento por parte de la empresa.

Facilita la gestión de recursos humanos

Si una empresa sufre accidentes y bajas por enfermedad de manera recurrente, ello implica sin duda una carga adicional a nivel administrativo y de gestión de recursos humanos, lo que de nuevo repercute en un coste económico adicional que se podría haber evitado.

Aumenta la rentabilidad general de la empresa

Por todos los motivos comentados anteriormente, reducir el riesgo de accidentes y de enfermedades, y por lo tanto de bajas laborales, repercute directamente en el buen funcionamiento de la empresa, en la reducción de costes y, en consecuencia, en la mejora de los resultados.

Cumplir la normativa vigente

Este punto es bastante evidente, pero no por ello menos importante. Toda empresa o autónomo con trabajadores a su cargo debe cumplir con las exigencias de la Ley de Prevención de Riegos Laborales, que garantizan el derecho de los trabajadores a ejercer su jornada laboral en un entorno sano y seguro. No hacerlo puede comportar importantes sanciones.

Comparte con tus amigos










Enviar